¡Buen provecho!

Se siente triste el hombre por estar solo, aunque olvida que siempre le acompaña su propia soledad. Se cree pequeño el pobre por carecer de riquezas, pero no piensa en que nada es tan grande como infortunado sino el infinito, quien, por no tener, no posee ni un principio ni un final.

El ser humano, con la reflexión en soledad y su limitada existencia, es el ente mejor acompañado y rico de todo el Universo. La cuestión es entenderlo y saber aprovecharlo…

-0-0-0-0-0-

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Microrrelato y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s