Mujer sextante

Mujer que de tu cuerpo formas locuras sinuosas del sentido,

en tules transparentes tus trazos engalanas

de amor enfebrecido por ser por fin amada,

y anidas en tu frente deseos exclusivos de estar en ti centrada

los tiernos ojos del soñado varón enamorado.

 

Mujer que unes a esos ritmos efluvios de tu amor,

que al compañero adornas fingiendo ser jarrón

y alzas tu estatura con cueros de tacón,

mujer que niegas a la vida haberte regalado

aquellos parabienes que finges ignorar.

 

Mujer que en tus pestañas meces

los dulces parpadeos de amor sobrexcitado,

que de tus labios forjas un loco corazón

y abre sus latidos mostrando esa sonrisa

que incita al beso impúdico de púdica razón.

 

Mujer que danzas al son de mudas melodías,

que surges del lamento de unas musas,

que bulles en la mente del moribundo poeta,

mujer de blanca piel, de piel oscura, mujer de múltiples colores,

mujer, al fin y al cabo, mujer probeta…

 

Mujer homónima, mujer sextante del hombre extraviado.

-0-0-0-0-0-

Esta entrada fue publicada en Poesía y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s