Reciclaje

… y se abrieron las profundidades de los océanos dejando al descubierto las descarnadas miserias de los hombres, cientos de redes entretejidas con los hilos del desprecio, viejos pecios cubiertos con la mugre de sus odios, imperdonables, y el fuego del Sol los derritió con inenarrable fruición fulminando para siempre los negros vapores de sus egos.

Fue el Universo el que tomó justa venganza en pos de algo nuevo, y no Dios.

Vuelta a empezar. Un nuevo experimento: un mono se ha hecho hombre y comienza a navegar…

Abel ha matado a Caín.

-o-o-o-o-o-

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Microrrelato y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s