Tras el cristal

 

Se asomaba tras el cristal todos los días de sol,

y gozar su luz

A las diez y cuarto

Se escondía tras el cristal soñando ser mariposa,

y poder volar,

A la diez y media

Se extasiaba tras el cristal buscando el príncipe azul,

y gozar su amor

A las once en punto

Se pegaba tras el cristal pretendiendo su tierna sonrisa,

y reír con él,

A las once y cuarto

Tocaron las campanas de su triste réquiem,

para despedirla, para recordarla

A las once y media…

 

-o-o-o-o-o-

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s