Hete ahí

Heme aquí, deseando todo por alzarme

Heme aquí, esperando sin miedo mi destino

Heme aquí, olvidando alegrías y desdichas

Heme aquí…, negociando con ellos la partida

Heme aquí, dormitando pensamientos del pasado

Heme aquí, rechazando el amor de bellos rostros

Heme aquí, condenando tiempos rotos por la ira

Heme aquí…, salpicando con su sangre la mentira

Heme aquí, rechazando soñar sueños ya perdidos

Heme aquí, salivando a secas mis sentidos

Heme aquí, masticando la erótica del miedo

Heme aquí…, germinando en un nuevo renacer

Heme aquí, tanteando los albores de un mañana

Heme aquí, supurando los salobres besos de la muerte

Heme aquí, olvidando los recuerdos de una vida

Heme aquí…, cadáver redimido…

-o-o-o-o-o-

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poesía. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s