Mirada de un niño adulto

Subió al autobús sin prisas, la pequeña maleta bien asida con su mano izquierda y el billete en la derecha, preparado para exhibirlo en cualquier momento al inspector. Tomó acomodo tras el asiento del conductor, pegado a la ventanilla, tal y como había rogado a aquel “cara de perro” de luenga barba que expendía los viajes en la terminal. Llevó su mirada tras el cristal. El continuo deambular de esas demacradas y aburridas gentes le mareaba; parecían como hormigas programadas…, todas yendo de un lado para otro sin equivocar un ápice el trayecto hasta su transporte de salida. Cuando su vista se fijó en aquella pequeña personita de cortos pantalones e informal jersey escolar, quieta en el andén y mirándole fijamente a los ojos, su mente quedó atrapada en un instante de severa impotencia y perplejidad. Se sintió desmadejado y, cuando por fin se reconoció en la adulta mirada de aquel niño de triste faz, quiso llorar en vano, maldijo lo efímero de la existencia y admitió con horror que su billete no tenía derecho de vuelta…

-o-o-o-o-o-

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Microrrelato. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Mirada de un niño adulto

  1. David Rubio dijo:

    Cuando cursaba segundo de bachillerato tenía una profesora de francés muy mayor. No recuerdo el por qué pero si un comentario suyo: “Ahora un año os parece mucho pero ya veréis que no es nada”. Como si la tuviera hoy delante vi sus ojos melancólicos. Reconozco que solo con el transcurrir de los años he podido comprender toda la tristeza de aquel comentario. Este magnífico micro me la ha traído de vuelta. Otro abrazo, Germán.

    • Manger dijo:

      Yo también tuve en el bachillerato a otra profesora de francés muy mayor, pero mis recuerdos de ella no son tan nostálgicos como los tuyos, porque era un poco “arpía”. Ese mismo comentario sí nos lo hizo otro profesor, en concreto de Literatura, adusto y exigente… Un excelente profesor al que todos mis compañeros de entonces y yo le debemos nuestro cariño por las letras. Muchas gracias por tu inestimable visita, querido David. Un fuerte abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s