Adiós, ideas…

Papel en blanco, pluma de acero y un gran tintero a rebosar. Con mano izquierda pretende el zurdo unir las frases de un bello libro que tiene en mente desde hace tiempo. Lo ha intitulado “Adiós, ideas”, y así lo escribe contorneando con firme pulso y letra inglesa. Pasan las horas, seiscientos hojas están en blanco, una tras otra… Llega la noche con el cansancio y, convencido de ser inútil dar más retazos, en mayestático remata el folio trazando “FIN”.

-o-o-o-o-o-

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Microrrelato. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s