¿Qué te he hecho?

Una semana hace que la espera, pero no vuelve. Ocho días harán mañana, y marcarán su imaginado calendario con un nuevo desaliento. Llora su ausencia con dolor, como un niño grande, y no consigue comprender la causa de su largo enfado; se ha portado bien y el castigo de su sepulcral silencio le parece injusto… No le habla, no le mira y ni siquiera se mueve del lecho.

«¿Qué te he hecho?», le pregunta desconsolado… No hay respuesta; siete días ya, y no hay respuestas.

Para él está claro: ya no le quiere, le odia…

Se levanta y la abandona; en la penumbra de la maloliente estancia no discierne que su madre ya no vive, que su madre ya se ha muerto.

-o-o-o-o-o-

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Microrrelato. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s