Míralos…

«Míralos… No les importa hacerse daño entre ellos… Son como estúpidos monos nerviosos, con esas pequeñas cabezas descerebradas, siempre picándose unos a otros, dándose empujones, queriendo siempre ser los primeros en todo, hasta para lo peor… El caso es ser el primero. La soberbia, la avaricia y la envidia les corroen… Los más egoístas son los que se acercan en primer lugar, meten los codos con muy mala baba y acaban haciéndose con el sitio preferente pisoteando a sus congéneres; el resto se lo consiente porque son débiles, cobardes, flojos de espíritu, y así les va en la vida. Por desgracia, éstos últimos son la mayoría, y constituyen la carne de cañón de los otros descerebrados que les mandan. Aquellos pocos que se creen los más listos llegan los primeros por su insolencia, pegan sus feas narices y te miran con orgullosa superioridad… ¡Como si lo fueran…! Se creen los mejores, los más inteligentes, pero no es así… Son tan absurdos que desconocen que lo único que consiguen con ello es ser los primeros en ser observados y descubiertos en su propia y vacía estupidez. A veces me entran unas ganas locas de levantarme y liarme a mamporros con todos ellos¡Vaya chusma insolente…!»

Vamos, amigo…, vámonos, que es hora de tu comida –le gritó el cuidador del Zoo a “Copito de Nieve”, el gran gorila blanco, cortando sus profundos pensamientos y apartándole con suaves palabras del grueso cristal contra el que se agolpaba el entusiasmado público dominguero.

-o-o-o-o-o-

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Microrrelato. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s