El nacimiento

Apunte la hora y fecha de nacimiento, comadrona –dijo el doctor.

Sí señor… Las 00:00:01 horas del día 1 de enero de 2014 -precisó la enfermera quitándose los guantes y apuntando en la tablilla los datos. ─¿Ha nacido bien, doctor? –preguntó seguidamente.

Aparentemente no tiene tara alguna, aunque es muy pronto aún para confirmar el diagnóstico. Pero es muy pequeñito; se ha gestado en muy poco tiempo y su vida no va a ser muy larga…, me temo. Llévelo a observación y ténganle vigilado durante estas próximas doce horas. Si hay el menor síntoma de aparente enfermedad, llámeme sin falta… Hoy estoy de guardia y permaneceré en sala de urgencias.

¿Qué perspectivas de vida tiene, doctor? –quiso saber la enfermera, mirándole con preocupación.

Si mis cuentas no me han fallado, 8.760 horas, aproximadamente, segundo más, segundo menos… Pero no se preocupe por ello… otros más nacerán.

A partir de ahora, es el tiempo que tienen los malos para seguir truncando nuestras vidas un año más…

-o-o-o-o-o-

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Microrrelato. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s