El uno sin el otro

─¿Qué harás si me voy?

─Parar

─¿Qué oirás si no estoy?

─La mar.

─¿Y qué hará la mar?

─En la chicha calmará.

─¿Y por qué amainar?

─Por tu ausencia… por no estar.

─¿Y si volviera a bogar?

─A mi lado volverías.

─¿Te sentirías mejor?

─Sin dudarlo, te diría.

─¿Acaso sufres sin mí?

─Por supuesto, vida mía.

─Yo no soy nada sin ti.

─Y yo sin ti no soy nada…

─Volvamos al puerto…, navega…

─Allá se van mis remadas.

─Yo soy la barca, tú el remo…

─Yo estoy para dar brazadas.

─¿Qué harás si me voy, querida..?

─¡Hundirme en la mar salada!

─Y tú… ¿Qué harás si no estoy, querido?

─¡Quebrar mi pala en la rada!

─Yo soy la barca…, tú el remo…

─Los dos, sin los dos, somos nada.

-o-o-o-o-o-

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poesía y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s